Spar CityLift Girona conquista la primera Liga Femenina de su historia

0
82
Lleno en Fontajau (Foto Xavi Marques/Flickr)
Lleno en Fontajau (Foto Xavi Marques/Flickr)

Eran muchas las personas que se frotaban los ojos anoche en Fontajau. Unas para secarse las lágrimas de emoción al ver cumplido un sueño que años atrás era sólo una utopía. Otras, para comprobar que lo que tenían delante, ese maravilloso trofeo de campeonas de la Liga Femenina no era un espejismo, no era una novela de las muchas que ese día de Sant Jordi se compartieron en las paradas de libros en las calles de la ciudad. No, el Spar Citylift Girona había convertido en un hecho tangible, incuestionable, esa ficción tantas veces dibujada en la mente de los impulsores de un club que ha sabido adaptarse a los tiempos actuales hasta alcanzar un éxito inimaginable.

Fue un merecido campeón que dignificó aún más su triunfo al conseguirlo delante un grandioso equipo como es Perfumerías Avenida. Pero en el cómputo de los dos partidos Girona fue mejor, más eficiente, más efectivo. Si en el primero había basado su victoria en un extraordinario acierto desde la línea de tres puntos que destrozó el planteamiento defensivo táctico del rival, en el segundo partido, empujado por un público que llenó el pabellón hasta los topes y creó el clima festivo adecuado para conseguir la hazaña, supo jugar alternando ritmos y encontrando en sus estrellas la inspiración individual necesaria para conquistar la liga.

Porque Jordana y Chambers asumieron el rol de referentes del juego exterior y desde la inteligencia y el descaro demostraron la importancia de los beses y escoltas en los equipos campeones. Su duelo con las “Martas” Fernández y Xargay tuvieron equilibrio inicial pero paulatinamente fue decantándose a favor de las locales. Con una inspirada Leonor Rodríguez en pista completando un trío nacional exterior Perfumerías Avenida amenazó al inicio del segundo cuarto (24-22) pero el despertar de la MVP Ibekwe y la solvencia de Chambers, junto con los bajos porcentajes de un conjunto salmantino negado en ataque en esa fase, permitieron un parcial contundente antes del descanso que, ante el entusiasmo de la grada, llevó al marcador un claro 41-28.

Pero en la reanudación los argumentos del nuevo campeón de una Liga Femenina que ha conocido tres diferentes en las últimas tres temporadas, se basaron en la extraordinaria defensa individual, cerrando todos los caminos al rival y, cómo no, en la aportación individual de la inxcuestionable MVP de la competición, Ifunanya Debbie Ibekwe, una ala-pivot nigeriana de caso 1,90, que se ha coronado como la reina de la Liga Femenina 2014-15. Las diferencias aumentaron hasta los veinte puntos al final de tercer cuarto ante la incredulidad y alegría de una afición que ya se sentía campeona, que podía conocer por primera vez en sus vidas la sensación de gritar ese nombre, de corear el “We are the champions”.

Ni las alternativas defensivas planteadas por Alberto Miranda, ni el extraordinario orgullo de un equipo de máximo nivel como Perfumerías Avenida que seguía recibiendo el apoyo de los aficionados desplazados, cambiaba el rumbo de un partido dirigido hacia el éxito local. Ni tan siquiera el “miedo a ganar” que durante algunos minutos atenazó a las jugadoras dirigidas por un Roberto Íñiguez que triunfaba nuevamente sumando una victoria más, esta última, la definitiva completando un pleno total desde que aterrizó en Girona. La temporada 2014-15 finalizaba en un pabellón repleto, en un ambiente extraordinario y con dos grandísimos equipos sobre la pista. Girona, segundo clasificado en la fase regular, conseguía romper todos los pronósticos proclamándose merecido campeón.

Texto de la noticia: Dpto Comunicación FEB

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here